Legal

Política de conducta de los usuarios Política de calzado de usuarios y del personal Política de higiene de usuarios y del personal Campus libre de humo Niños sin supervisión en la biblioteca Política de uso de las computadoras y de acceso a Internet Delegación de autoridad Derecho de apelación
A continuación se incluyen ciertos fragmentos del libro de políticas del sistema regional de bibliotecas del noroeste de Georgia respecto del uso de las instalaciones de las bibliotecas. Las secciones no están necesariamente en el orden en el que se encuentran en el libro de políticas, por lo que se incluyen los números de página.

Cualquiera puede hacer uso de la biblioteca pública, más allá de su origen, edad, antecedentes u opiniones. Cualquier restricción en el uso de las bibliotecas tiene como fin garantizar el acceso libre y gratuito del público, la seguridad de los usuarios y el personal y la protección de los recursos e instalaciones de las bibliotecas.

- Sección II. Políticas relacionadas con el uso de las instalaciones, página 13.

Política de conducta de los usuarios

La biblioteca se financia con los impuestos de los residentes de los condados de Gordon, Murray y Whitfield, Georgia, quienes esperan que cada una de nuestras bibliotecas se un lugar limpio, cómodo y seguro para elegir materiales, leer, investigar, estudiar, escribir o asistir a programas y reuniones. En este sentido, la biblioteca es responsable de establecer las normas de conducta para proteger los derechos y garantizar la seguridad de los usuarios, voluntarios y personal, así como de preservar y proteger los materiales, equipos, instalaciones y el terreno en el que está emplazada la biblioteca.

Estas normas de conducta rigen en todos los edificios, tanto en el interior como en el exterior y los terrenos circundantes controlados y operados por el sistema regional de bibliotecas del noroeste de Georgia (en adelante, colectivamente, las "áreas de la biblioteca") y todas las personas que ingresan o permanecen en las inmediaciones. Con el fin de propiciar un entorno adecuado para el uso de las instalaciones de la biblioteca, no se permitirán los siguientes comportamientos en ningún espacio público de la biblioteca (incluido el estacionamiento y el terreno en el que está emplazada):

  1. Conversaciones en voz alta ni ningún tipo de conversación que moleste o interrumpa a otros usuarios.
  2. Sentarse a las mesas excediendo el límite de espacios y sillas que normalmente tienen asignadas.
  3. Las reuniones o conversaciones grupales no autorizadas o no programadas.
  4. Sentarse sobre las mesas o escalones dentro del edificio de las bibliotecas.
  5. Holgazanear o dormir.
  6. Cualquier juego que produzca ruidos o conversaciones en voz alta.
  7. Escuchar la radio o dispositivos de reproducción de música (excepto si se usan audífonos).
  8. Bloquear o interferir con el libre tránsito de las personas.
  9. Animales en las instalaciones de las bibliotecas, excepto que estén autorizados (por ej., perros guía).
  10. Comidas o bebidas, excepto para los grupos que usan la sala de usos múltiples.
  11. Uso de los baños para reuniones, para holgazanear o con fines inmorales, o el consumo de bebidas alcohólicas u otras sustancias prohibidas.
  12. El robo, rotura o deformación de propiedades de la biblioteca, incluidos los libros.
  13. Llevarse propiedades de la biblioteca, incluidos libros, fuera del edificio sin autorización del personal de la biblioteca a través de los procedimientos habituales de préstamo.
  14. Estacionar automóviles en el estacionamiento de la biblioteca si el conductor no va a usar la biblioteca o asistir a una reunión programada en el edificio, o pasado el horario de la biblioteca.
  15. El uso de cualquier sustancia ilegal en ninguna de las áreas de la biblioteca.
  16. Abuso verbal contra el personal u otros usuarios.
  17. Uso inadecuado del tiempo de personal, como insistir para recibir ayuda individual más allá del nivel razonable, de manera inmediata, cuando los integrantes del personal tienen que realizar otras tareas.
  18. Altercados verbales/físicos.
  19. Distribución de materiales no aprobados por el personal de la biblioteca.
  20. No usar el área para bicicletas designada: los usuarios no pueden estacionar ni guardar sus bicicletas en los pasillos, ni atarlas a postes de luz, mástiles, etc.
  21. Dejar patinetas en pasillos, etc. Se deben colocar debajo del asiento o la mesa del usuario.

Además la biblioteca no permite el ingreso no autorizado de personas para ofrecer artículos en venta o solicitar dinero o donaciones, distribuir bibliografía u otros tipos similares de ofertas por parte del público en el edificio de la biblioteca, en sus inmediaciones o el estacionamiento.

Después de una advertencia, el personal podrá solicitar a las personas que realicen alguna de las actividades mencionadas más arriba que se retiren de las áreas de la biblioteca. Las personas que insistan con su comportamiento no aprobado o que se nieguen a retirarse de los edificios y terrenos de la biblioteca cuando se les solicite deberán enfrentar las acciones legales que correspondan. El personal podrá llamar al departamento de policía o la comisaría local para solicitar ayuda en cualquier circunstancia en la que sientan que resulta necesario.

Vigente al 1 de noviembre de 2012
Sección II. Políticas relacionadas con el uso de las instalaciones, página 18

VOLVER ARRIBA ↑


Política de calzado de usuarios y del personal

Todos los usuarios y el personal de la biblioteca debe usar calzado apropiado dentro de la biblioteca en su campus en todo momento.

La Política de la biblioteca que exige el uso de calzado es neutral y ha sido diseñada exclusivamente en virtud del interés sustancial del gobierno de mantener la salud y seguridad públicas, así como el bienestar económico de las bibliotecas, evitando las demandas por responsabilidad que puedan iniciar usuarios que se lesionen por caminar descalzos.

Propuesto en agosto de 2017, NGRL.
Aprobado el 27 de febrero de 2018, NGRL.
Sección II. Políticas relacionadas con el uso de las instalaciones, página 19

VOLVER ARRIBA ↑


Política de higiene de usuarios y del personal

Todos los usuarios y el personal de la biblioteca tienen obligación de cuidar debidamente su higiene dentro de la biblioteca y en el campus en todo momento.

Se solicitará que se retiren del edificio a los usuarios o integrantes del personal cuya higiene personal resulte ofensiva y constituya una molesta para otras personas. Esta política garantiza que un usuario (o empleado) no interfiera con el uso de la biblioteca por parte de otros usuarios (o empleados) y que las instalaciones de mantengan en condiciones atractivas y sanitarias.

Todos los usuarios y personal de la biblioteca tienen obligación de ser limpios de modo de evitar un nivel de higiene corporal que resulte ofensivo y molesto para otras personas que utilizan la biblioteca pública. Se solicitará a las personas cuya higiene personal resulte ofensiva y molesta para otras personas que se retiren del edificio. Es posible que se vuelva a admitir el ingreso de las personas que resuelvan su problema de higiene. No se trata de un esfuerzo por suprimir las expresiones ni visiones del cliente.

Propuesto en agosto de 2017, NGRL.
Aprobado el 27 de febrero de 2018, NGRL.
Sección II. Políticas relacionadas con el uso de las instalaciones, página 19

VOLVER ARRIBA ↑


Campus libre de humo

El sistema regional de bibliotecas del noroeste de Georgia se acoge a la Ley de Aire Libre de Humo de Georgia de 2005. Queda prohibido fumar, el uso de cualquier tipo de dispositivo para fumar y el uso de cualquier producto de tabaco en las áreas de las bibliotecas del sistema regional del noroeste de Georgia y en todos los edificios y vehículos de las bibliotecas NGRL. Armar, llevar o fumar cualquier tipo de pipa, cigarro, cigarrillo, cigarrillo o vaporizador electrónico o cualquier otro tipo de dispositivo para fumar encendidos queda terminantemente prohibido. Están prohibidos todos los usos de tabaco sin humo en las instalaciones de la biblioteca. El personal de la biblioteca debe acogerse a esta política.

Los usuarios de la biblioteca no pueden fumar a una distancia inferior a los 50 pies de las áreas de entrada de los edificios de las bibliotecas NGRL.

(Adoptada el 28 de abril de 2015)
Sección II. Políticas relacionadas con el uso de las instalaciones, página 13

VOLVER ARRIBA ↑


Niños sin supervisión en la biblioteca

Debido a cuestiones de responsabilidad y disponibilidad del personal, la biblioteca no acepta responsabilidad alguna sobre el cuidado y la seguridad de los niños sin supervisión en la biblioteca, ni de los niños que salen de la biblioteca o sus áreas. Por consiguiente, es política de la biblioteca que todos los niños menores de 12 años estén acompañados de un adulto responsable en todo momento mientras se encuentren en la biblioteca. Por su seguridad, y para que todos los usuarios de la biblioteca puedan usar sus servicios e instalaciones, los niños están sujetos a normas y reglamentaciones del edificio de la biblioteca.

La biblioteca no se hará responsable de niños que queden en las áreas de la biblioteca (incluido el estacionamiento y sus alrededores) pasado el horario habitual de atención. Los padres deben conocer el horario de la biblioteca, que se publica cerca de la entrada del frente. El personal llamará al departamento de policía u oficina del sheriff que corresponda para que acudan a recoger niños que quedaron en la biblioteca pasado el horario de cierre.

Vigente al 1 de noviembre de 2012.
Sección II. Políticas relacionadas con el uso de las instalaciones, página 21

VOLVER ARRIBA ↑


Política de uso de las computadoras y de acceso a Internet

El sistema regional de bibliotecas del noroeste de Georgia (NGRL) ofrece acceso a computadoras e Internet a los usuarios, para que las usen con fines educativos, recreativos y para buscar información. Estos recursos se ofrecen bajo la premisa de que es responsabilidad del usuario usar su criterio y capacidad de seguir la política de la biblioteca, así como las leyes y ordenanzas federales, del estado de Georgia y locales incluidas, entre otras, las referidas a la transmisión de contenido pornográfico o perjudicial, fraudes o la descarga de materiales protegidos por derechos de propiedad intelectual. El personal controla el uso de las computadoras con el fin de prevenir actividades ilegales o inapropiadas, y toma las medidas que corresponden si un usuario no cumple con las políticas y procedimientos de NGRL. Los usuarios que presencien violaciones pueden denunciar el problema de manera confidencial a un empleado de la biblioteca. No seguir las normas de NGRL para el uso de las computadoras y de la conexión a Internet puede resultar en la suspensión temporal o permanente de los derechos de acceso a la computadora o la prohibición de ingresar a la biblioteca, según el tenor de la ofensa.

Responsabilidad de NGRL y sus bibliotecas afiliadas

NGRL y sus bibliotecas afiliadas asumen responsabilidad exclusivamente sobre el contenido de la página web de NGRL. La información que se encuentra en Internet no cuenta con el aval de NGRL. Las fuentes de Internet pueden contener información precisa, completa y actualizada o no. Es responsabilidad de cada usuario de la biblioteca tomar medidas tendientes a autenticar la información y resguardar su información personal. La biblioteca no asume ningún tipo de responsabilidad sobre el resultado de intercambiar información personal desde una computadora de la biblioteca o a través de la red de la biblioteca. La información persona incluye nombres de usuario, contraseñas, información de tarjetas, de crédito, información de cuentas financieras, etc.

NGRL ofrece "hotspots" o zonas de conexión inalámbricas públicas, que son áreas de conexión wi-fi no segura. Puede producirse la interferencia de terceros que no son de confianza entre un usuario y la comunicación de la computadora. Otro usuario del servicio inalámbrico podría interceptar la información que se envía o recibe. Se insta a los usuarios a tomar las precauciones que correspondan y a tener antivirus actualizados en sus dispositivos móviles, incluidas computadoras, tablets y smartphones. NGRL no será responsable de ningún daño que sufra el hardware o software de un usuario debido a golpes de tensión, problemas se seguridad o como consecuencia de un virus o un problema de seguridad.

Filtro de CIPA y uso por niños

La Ley de Protección de Internet Para Niños (CIPA) es una política nacional creada para ayudar a proteger a los menores, definidos en la CIPA como "cualquier persona que no haya alcanzado la edad de 17 años", para que no tengan acceso a contenido obsceno o perjudicial por Internet. En virtud de la CIPA, NGRL utiliza tecnología para filtrar sitios web como medida de protección en todas sus computadoras, con el fin de bloquear o filtrar el acceso a material inapropiado. En virtud de la decisión de la Corte Suprema y la interpretación del estatuto por parte del gobierno, las bibliotecas deben desactivar el filtro si así lo solicita un adulto (mayor de 17 años) sin indagar acerca del "propósito" de dicho adulto para desactivar el software. Los adultos que soliciten esto deben poder presentar un comprobante de que son mayores de 17 años, como una licencia de conducir o ID con foto con la fecha de nacimiento impresa. La CIPA dispone que solo un administrador, supervisor u otra persona autorizada de la biblioteca pueden desactivar los filtros para uso legítimo por parte de un adulto conforme a las directrices y política de NGRL. Cualquier intento de sortear los filtros o cualquier otro software de seguridad resultará en la suspensión de los privilegios de uso de las computadoras de la biblioteca.

Las personas menores de doce años no pueden acceder a una PC con conexión a Internet sin (1) la presencia de un padre, madre o tutor legal en la biblioteca y (2) autorización para que el niño use la computadora al comenzar la sesión. Los padres o tutores, y no las bibliotecas ni su personal, son responsables de la información seleccionada y/o a la que sus hijos acceden por Internet. Los niños pueden estar presentes en una estación de trabajo una vez que su padre solicite que se desactive el filtre. Pero si el padre autoriza a su hijo a usar la computadora sin filtro, deberá permanecer en la estación de trabajo durante la sesión de su hijo. Si bien permitir que el niño "utilice" la computadora sin filtro aun en presencia de un padre no es un cumplimiento literal del mandato establecido, si surgiera una queja, será el padre y no el personal de la biblioteca quien deberá hacerse cargo de la responsabilidad.

Al usar Internet en la biblioteca, los usuarios no pueden abrir, imprimir ni guardar imágenes inapropiadas para el público en general, ya que las pantallas de las computadoras e impresoras no son privadas y las puede ver todo el público. Las imágenes alcanzadas por esta política cubre, entre otras, materiales obscenos según lo definido en O.C.G.A. 16-12-102, O.C.G.A. 16-12-80 y O.C.G.A. 20-5-5, incluidas imágenes que contengan escenas de desnudez o actos sexuales explícitos, y materiales que resulten "perjudiciales para menores", materiales obscenos definidos como pornografía infantil por la legislación federal o estatal (18 U.S.C. 2256; O.C.G.A. 16-12-100) y escenas de violencia explícita.

Restricciones para el uso

Los usuarios aceptan no usar la computadora ni los servicios de Internet para:

  1. Transmitir ningún tipo de material ilegal, amenazador, ofensivo, abusivo, de hostigamiento, agraviante, difamatorio, obsceno, calumnioso, que suponga una invasión a la privacidad de un tercero u objetable en términos raciales, éticos o de algún otro modo;
  2. Dañar o intentar dañar a menores de algún modo;
  3. Hacerse pasar por una persona o entidad o hacer algún tipo de declaración o manifestación falsa que invoque su asociación a una persona o entidad, falsificar encabezados o manipular de alguna forma la imagen de identificación para ocultar el origen de algún material transmitido a través del Servicio;
  4. Transmitir ningún material que el usuario no tenga derecho legal a poner a divulgar;
  5. Transmitir ningún material que viole ningún derecho de patente, marca registrada, secreto comercial, derecho de propiedad intelectual ni ningún otro derecho protegido de ninguna persona o entidad;
  6. Transmitir ningún tipo de publicidad, material promocional, "correo basura", "correo no deseado", "cadenas", "esquemas de pirámide" no autorizados, ni ningún tipo de oferta comercial;
  7. Transmitir ningún material que contenga virus ni otros tipos de código, archivos o programas de software diseñados para interrumpir, destruir o limitar la funcionalidad de un software o hardware de computadora o equipo de telecomunicación ni
  8. Usar la computadora o el servicio de Internet para transferir un volumen excesivo de datos, como los que, a criterio de NGRL, suponen el riesgo de consumir el ancho de banda en detrimento de otros usuarios del servicio.

Recursos y personal de la biblioteca

El personal de la biblioteca responderá preguntas básicas sobre el uso y lenguaje relacionado con el uso de las computadoras, pero no puede ofrecer capacitación completa sobre el uso de la computadora o Internet. El personal y el tiempo del personal son limitados, y quizá no estén en condiciones de asistir a los usuarios por un período prolongado. El sitio web de NGRL ofrece enlaces a sitios web recomendados y ofrece clases, libros y videos que pueden resultar útiles para que los usuarios aprendan computación. El personal no puede asesorar a los usuarios acerca de cómo completar registros fiscales, financieros médicos o registros privados de otro tenor, por cuestiones de responsabilidad.

El personal de la biblioteca puede dar información general sobre la configuración necesaria para acceder a Internet a través de las conexiones wi-fi, pero no será responsable por ningún cambio que el usuario realice a la configuración de la computadora y no puede garantizar que el hardware vaya a funcionar con las conexiones inalámbricas de la biblioteca. Si un usuario tiene problemas para acceder a Internet a través de estas conexiones, el personal revisará la conexión de la biblioteca para verificar que funcione, pero no podrá ayudar con los cambios en la configuración de la red del usuario ni llevar adelante tareas de diagnóstico y solución de problemas en la computadora personal del usuario.

Los usuarios no pueden guardar documentos en las computadoras de la biblioteca, pero sí pueden utilizar dispositivos de almacenamiento extraíbles, como memorias USB. Los usuarios pueden comprar dispositivos de almacenamiento a los empleados de la biblioteca cuando dichos artículos están disponibles. La biblioteca no será responsable por los daños al medio de almacenamiento de datos o computadora de un usuario, ni por la pérdida o corrupción de los datos.

La biblioteca no puede garantizar la disponibilidad permanente de computadoras individuales o recursos de computación como Internet o impresoras. La biblioteca no garantiza que las aplicaciones individuales o sitios web de Internet vayan a estar accesible o a funcionar con las computadoras provistas. La biblioteca se reserva el derecho de realizar tareas de mantenimiento o de capacitación de personal o usuarios en las computadores en cualquier momento.

Una PC no puede ser utilizada por más de dos personas a un mismo tiempo.

(Adoptada el 28 de abril de 2015)
Sección I. Políticas de servicios públicos, páginas 9-10

VOLVER ARRIBA ↑


Delegación de autoridad

La junta de la biblioteca delega formalmente en la administración de las bibliotecas la autoridad de hacer cumplir las Normas de conducta, incluido retirar la autorización para permanecer en las áreas de la biblioteca y la emisión de órdenes de restricción. El director de bibliotecas está autorizado a elaborar procedimientos para la implementación de esta política. La junta de la biblioteca delega formalmente en la administración de las bibliotecas la autoridad de hacer cumplir las Normas de conducta

Vigente al 1 de noviembre de 2012.
Sección II. Políticas relacionadas con el uso de las instalaciones, página 19

VOLVER ARRIBA ↑


Derecho de apelación

Un usuario de la biblioteca tiene el derecho a apelar cualquier medida adoptada por el sistema de bibliotecas para hacer cumplir esta política. Las apelaciones se deben presentar por escrito al Consejo Directivo de las bibliotecas dentro de los treinta (30) días. La decisión de la junta de la biblioteca respecto de la apelación será definitiva.

Vigente al 1 de noviembre de 2012.
Sección II. Políticas relacionadas con el uso de las instalaciones, página 19

Horarios Obtener tarjeta de biblioteca PINES